La estética de una sonrisa ‘perfecta

La sociedad actual impone unos cánones de belleza difícilmente alcanzables para el común de los mortales. Además, la belleza es percibida de diferente manera según las personas, no siempre lo que es bello para unos resulta bello para otros. La perfección es inalcanzable, todo es mejorable.

sonrisa

Así que debemos hablar de la sonrisa desde un punto de vista estético según los diferentes patrones de belleza. La estética difiere mucho también a nivel geográfico. No tiene nada que ver la estética de la sonrisa americana, que tiende a una dentadura que se nota muy tratada –dientes con forma de teclas de piano- con la europea, más armoniosa y de mayor naturalidad”. Lo que si está claro es que una bonita sonrisa nos hace más agradables ante los demás y facilita nuestras relaciones personales. Si queremos mejorar nuestra sonrisa debemos de tener claros dos aspectos, qué queremos conseguir, algo que dependerá de nuestra propia idea de la belleza, y qué es lo que nos recomienda el odontólogo, el especialista en la materia.

 

Entre ambos deberemos encontrar ese punto justo que convertirá nuestra sonrisa en la envidia de los que nos rodean. Ocurre en ocasiones que el paciente va al dentista con una idea preconcebida del resultado que quiere lograr, y otras ocasiones en las que al paciente no le gusta su sonrisa, pero no sabe cómo desea mejorarla.
En estos casos lo mejor es seguir una serie de patrones de estética habituales como “conseguir simetría entre las hemiarcadas, predominio de los incisivos centrales en la sonrisa, que exista una ligera inclinación del grupo anterior hacia la línea media, que la línea media facial sea paralela a la línea media dental, que la línea de sonrisa sea paralela a la línea labial inferior y que exista una proporción de anchura y altura determinada de
los dientes”.

También debemos tener en cuenta que la sonrisa no está formada única y exclusivamente por los dientes, sino que están íntimamente relacionados con los tejidos gingivales (la encía), los labios y la cara en general. Las posibilidades de mejorar nuestro aspecto son muchas. Con un poco de esfuerzo y sacrificio lograremos ese aspecto tan deseado. Y es que nadie ha dicho que ser bello fuese fácil.

La sonrisa no está formada única y exclusivamente por los dientes, sino también influida por las encías, los labios y la cara en general.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s